BENEFICIOS DE ESTUDIAR MÚSICA

1.La práctica musical en las edades tempranas desarrolla las áreas del cerebro involucradas con el lenguaje y el razonamiento. Es sabido que el desarrollo del cerebro continúa durante varios años después del nacimiento. Estudios recientes han indicado categóricamente que la práctica musical desarrolla la parte del hemisferio izquierdo del cerebro involucrada con el proceso del lenguaje, y puede conectar los circuitos del cerebro en formas específicas. Asociando canciones familiares con nueva información puede ayudar también a retener con más facilidad la información en las edades tempranas.

2. Existe también un vínculo causal entre la música y la inteligencia espacial ( la habilidad de percibir el mundo con presición y de generar imágenes mentales de las cosas). Esta clase de inteligencia, por la cual uno puede visualizar varios elementos interrelacionados, es crítica para la clase de razonamiento necesario tanto para resolver problemas matemáticos avanzados como para preparar por ejemplo un portafolios con las cosas necesarias para el día.

3. Al entrenarse en un arte como la música, el estudiante aprende a pensar creativamente y resolver problemas imaginando varias soluciones, rechazando reglas y presunciones obsoletas. Las cuestiones acerca del arte no tienen una sola respuesta.

4. Recientes estudios muestran que estudiantes de música, tienen más éxito en cuestionarios estandarizados como por ejemplo los test evaluatorios. También logran mejores calificaciones en las escuelas secundarias.

5. El estudio de música provee a los niños de una visión interna de otras culturas y les enseña a integrarse con la gente de esa cultura. Este desarrollo de la empatía opuesto al egocentrismo y la avaricia, genera un puente entre culturas que desembocan en el respeto a otras razas desde la primera infancia.

6. El estudiante de música aprende la habilidad de colocar los detalles cuidadosamente para lograr la excelencia de un trabajo, en oposición a la mediocridad. Esta experiencia cuando se aplica al trabajo propio del estudiante, demanda un nuevo nivel de excelencia y requiere del alumno aumentar sus recursos internos.